Cine: Le quattro volte (Las cuatro veces) Michelangelo Frammartino 2010


Se que no es habitual en una web sobre artesanía ibérica hablar de cine, y menos de cine italiano; pero creo que esta película nos ofrece una excelente oportunidad para conocer mejor el mundo de un pastor y su entorno natural, así como nos ofrece una visión de las fiestas populares ligadas a la colaboración y un panorama bastante completo de la formación y trabajo del horno de carbón.

"Le quattro volte" cartel de la pelicula

"Le quattro volte" cartel de la pelicula

El título de la película deriva de las teorías pitagóricas acerca del alma humana y como esta posee cuatro vidas correlativas a los cuatro elementos, las cuatro estaciones…

Que nadie espere una película al uso de nuestro concepto de narrativa llena de contenidos y ruidos, es más bien una sucesión de documentos gráficos, como de postales de un lugar aparentemente lejos del mundo pero inmerso en él. La película se deshace de lo superfluo para irnos introduciendo en el ritmo de la naturaleza, un ritmo marcado por el nacimiento y la muerte, en el que los hombres son solo piezas minúsculas de un conjunto. El sonido en la película está integrado en las escenas remarcando o subrayando aquellos sonidos que van a formar parte del hilo conductor, la tos del pastor, el golpear sobre el horno de carbón, el balido de las cabras

Empieza mostrándonos los últimos días de un pastor de cabras, su forma de integrarse en la vida del campo así como en la vida del pueblo, en el que obtiene lo necesario mediante trueque por quesos o leche y vive la mayor parte del día en el monte con sus cabras y su perro, su vida se entrelaza con la del pueblo en el que se está preparando el via crucis. Esta historia enlaza con la vida de una cabra desde su nacimiento hasta su pérdida en su primera salida al campo, con una aplastante sensación de soledad, pero también logrando que nos interesemos por la evolución del pequeño animal. Posteriormente vemos como el pueblo organiza la fiesta del “albero” (árbol en italiano) en la que colaboran todos a una, primero para serrar el tronco y bajarlo al pueblo, luego para izarlo y posteriormente veremos como uno de ellos trepa a lo alto jaleado por todos. El árbol cerrará el ciclo de la película convirtiéndose en carbón en el horno (como el que podemos ver en los vídeos de Eugenio Monesma para Pyrene PV), que es regentado por unos personajes que hemos ido viendo a lo largo de la película y que nos muestran este trabajo tradicional.

Es una película rodada en los pueblos de la zona montañosa de Calabria (Alessandria del Carretto y Caulonia) desde la que se intuye el mar, parece detenido en el tiempo y las tradiciones, un lugar para relajar la vista.

Entre el documental y el cine experimental, aunque advertimos que a quién no plazca el silencio no va a gustarle en absoluto, otros saldrán relajados del cine y otros cargados de preguntas…

This entry was posted in Arte pastoril, Cine, Citas importantes and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *